sábado, 30 de junio de 2012

LA SAGRA

                                            ERMITA
                                                       LA SAGRA
                                                          2.384 MTS, PUNTO GEODESICO
                                               BAJANDO HACIA LA SAGRA CHICA
BOSQUE VERTICAL

LA SAGRA 2.384 MTS.       FOTOS

23 de Junio de 2.012
Con motivo de la celebración de mi santo “San Juan”,  nos dispusimos a celebrarlo con la conquista del pico más elevado del  Altiplano Granadino.  (Suena bien,  pero es copiao).
Nos recorrimos unos 404km, desde la casa hasta la localidad de Huescar, que era donde teníamos montado el Cuartel General.
Después de haber tomado posesión del lugar, conocimos algunos de sus monumentos y como no alguno de sus muchos bares  y lugares, donde pudimos degustar entre otros, el famoso CORDERO SEGUREÑO, que si no lo probaste, te aconsejo que no te lo pierdas. Yo pude dar cuenta de él viendo el partido Alemania-Grecia, junto a varios lugareños que hicieron de la velada algo único.  Luego nos fuimos a dormir, que el día siguiente seria intenso.
Y lo fue, porque a las 7,45 horas empezamos a caminar desde LA ERMITA DE LA SANTA., en dirección al Refugio de la Sagra, por una pista mu cansina, pero como era el principio pos se apetecía que fuera un ritmo tranquilo y pa despertarte. Este trozo de camino lo hicimos con dos amigos de Cartagena que también iniciaban la marcha.
Ya en el Refugio empezó lo bueno, pues la pista se termino y comenzamos a subir por una senda bien marcada y con piedrecillas sueltas, hasta conducirnos al famoso COLLADO DE LAS VIBORAS (1859mts), donde repusimos más de una fuerza y nos encomendamos a LA BUENA FILOSOFIA y AL DISFRUTE DE LA NATURALEZA EN SU MAS PURO EXTREMO.
Vamos parriba que nos va coge la noche, y allá que comenzamos los tramos duros hasta llegar al famoso Árbol Quemad (+- 2000mts). Por entonces nos habíamos cruzado con más de alguno que otro que bajaba corriendo como el que no quiere la cosa, y que nos daba ánimos para terminar.
Justo en el  Árbol Quemado, nos encontramos con Antonio,  al que conocimos porque se había quedado allí, pues le había dao un mareillo y estaba descansando hasta que vinieran sus compañeros. 
Después de departir unos minutos con él, nos dispusimos a subir la parte más dura del recorrido, hasta llegar a las Zamarrillas (no se si se llama así concretamente), desde donde se puede divisar ya la mítica SAGRA.
La pendiente y las piedras sueltas y algún que otro esfuerzo más, hicieron de esta parte de la ruta, lo más DURO, pero lo conseguimos con ainco y tesón. Ya arriba divisamos LA SAGRA, y  todo valió la pena, solo tuvimos que seguir la cuerda que nos llevo al punto geodésico a unos 2,384 mts, de altura. “SEÑORES LA SAGRA, LA SAGRA NOSOTROS”.  Que montaña más bonita, que forma, que elegancia, que vistas, que paz, que armonía, que me quedo con ella entre mis recuerdos más preciados.
Una vez habíamos repuesto fuerzas, departimos charla con un grupo de amigos que había en la cumbre, capitaneados por ANGEL ORTIZ, quien muy amablemente y tras comentar de donde éramos y que teníamos que bajar por el mismo sitio que habíamos subido por el tema del  coche, nos ofreció la posibilidad de bajar con ellos por la cara opuesta en dirección al BOSQUE  VERTICAL. Nosotros ni te cuento lo que hicimos, nos falto tiempo para decir que SI. (MUCHAS GRACIAS ANGEL y al  Grupo).
Vamos pabajo que nos coje la noche. Y bajando, bajando, bajando por una pedrera fina y casina pudimos divisar el pantano de Negrote o Negrero (no macuerdo del nombre bien, lo que si se es el color tan intenso que tenía el agua a lo lejos), y más tarde llegamos al COLLADO DE LA SAGRA CHICA (1.025MTS.), de la que divisamos a pocos metros su crestería (tela, telita, cresteriiiiiiiiiiiia), y nos dispusimos a adentrarnos en el llamado BOSQUE VERTICAL, que ni te cuento lo del nombre. Los pinos grandiosos y majestuosos aseguraban  un terreno inclinadisimo y de una belleza extrema, sobre todo con los rayos de sol que se adentraban en la espesura como lanzas, parecían barrotes invisibles en un mar blanco.
La bajada fue interminable o por lo menos a mi me lo pareció, pero muy agradable en compañía de este grupo de amigos de caminata, que nos supieron acoger como dos integrantes mas de la excursión. Todos en armonía y unión perfecta, la verdad, UN GRUPO ENCANTADOR.
Después de haber bajado y disfrutado de este Bosque nos dispusimos a llegar a nuestro destino que no era otro que EL RESTAURANTE LOS COLLADOS DE LA SAGRA,  donde Ángel y su grupo tenían los coches y el alojamiento.
NUESTRO AGRADECIMIENTO Y BUEN HACER, para ANGEL ORTIZ y el grupo que lo acompañaba: Ángel, Ana, Esteban, Juani, Nati y Lola,

Que pedazo de regalo en San Juan.                                             



2 comentarios:

Salvador Escalona dijo...

Mis felicitaciones con retraso, bonito regalo, La Sagra, inexpugnable como Masada. Quien dijo que no se puede caminar por estas fechas, y encantadores los compañeros de ruta, mis felicitaciones de nuevo J.A.

DΛOR dijo...

Alucinante!